• Cordel de las Merinas
  • Cañada Segoviana - Playa del Alberche
  • La garganta de Picadas
  • Introducción

    Ruta circular: Bici, a caballo o a pie.
    Recorrido total: 18 kms.
    Dificultad: Media.
    Qué llevar: Agua, prismáticos, cámara y bastón.

    Descripción

    La travesía comienza en el núcleo urbano y dirección a Chapinería. Lo primero que debemos hacer es cruzar el puente. Este es un bonito lugar para parar y poder observar la ribera, poblada de Chopos, Sauces, Alisos y Fresnos que dan nombre a nuestra localidad y de los que existen numerosos ejemplares bordeando la ermita. El fresno ha sido utilizado para un sin fin de cosas. Desde sus semillas que producen un aceite comestible parecido al de girasol, a su madera usada para hacer ruedas, e incluso utilizada para la magia.

    Seguimos avanzando y encontraremos a nuestra derecha la entrada a la Cañada, es una entrada un poco escarpada, pero sin dificultad. Esta ruta está trazada a través del monte mediterráneo por excelencia: El Encinar, que da refugio a numerosos pájaros forestales entre las que cabe destacar los Carboneros, Herrerillas, Abubillas, Zorzales y Verderones. Durante todo el camino se pueden ver resto de numerosos mamíferos que también utilizan la vía, como las huellas de algún Tejón, Zorro o Jabalí, e incluso con un poco de suerte se podrán ver Ciervos.

    Hacía el KM. 4,500 de nuestra ruta, debemos coger el desvío hacia la derecha hasta llegar al Km. 7,400 donde nos encontraremos con otro cruce que esta vez tendremos que coger a la izquierda, en dirección a Chapinería. En esta ruta también podemos destacar a parte de los distintos mamíferos, las distintas especies de rapaces entre las que destacan el Ratonero, el Milano Real, el Gavilán, el Azor, el Águila Culebrera, el Buitre Negro e incluso el Águila Imperial en grave peligro de extinción.

    Desde aquí disfrutaremos de un paisaje excepcional y tranquilo de todo nuestro bosque mediterráneo.

    Al llegar a la localidad de Chapinería entramos en el pueblo dirección a la plaza para así coger de vuelta la ruta, saliendo del pueblo en dirección a Aldea por el Camino Rural a mano izquierda pasada la urbanización Las Mercedes. Destacamos en Chapinería la visita al Centro Medio Ambiental “El Águila”, con infinidad de actividades y exposiciones todo el año.

  • Introducción

    Ruta circular: Bici, a caballo o a pie.
    Recorrido total: 19 kms.
    Dificultad: Baja.
    Qué llevar: Agua, prismáticos y cámara.

    Descripción

    La travesía comienza en el núcleo urbano cogiendo la calla Cañada Segoviana con dirección a la urbanización Mª Elena, a unos 1,3 kms. Salimos a la vía pecuaria dirección al depósito de agua. Este lugar es un maravilloso sitio para contemplar cuando cae la noche las lágrimas de San Lorenzo (lluvia de estrellas en el mes de Agosto). Por esta zona podemos encontrar enebros, pero sobre todo vemos numerosas plantas de interés gastronómico como pueden ser el romero, el tomillo, el hinojo, la lavanda, o la esparraguera. En las épocas de lluvia y frío los amantes de las setas podrán disfrutar de una bonita jornada ya que abundan en la zona.

    Entre este viaje de olores avanzamos en nuestro camino cogiendo el desvío del camino hacia la derecha, dirección Suertes-Viejas, como al Km.  2,900 de nuestra ruta seguimos el camino de la derecha paralelo a la linde de la fienca Suertes-Viejas. Esta zona es adehesada donde domina la encina sobre el resto de las especies, siendo utilizada por el hombre como explotación agrícola y ganadera y como alimento (su fruto, la bellota), por la fauna salvaje como el ciervo o el jabalí. Otros mamíferos pueblan este entorno. Podemos cruzarnos en nuestra travesía con Conejos, Liebres, Zorros, Ratones de campo o con reptiles como el Lagarto o la Culebra, que a su vez son depredados por las rapaces que componen el ecosistema de nuestro monte como puede ser el Búho Real, la Lechuza Campestre, el Águila Culebrera, o por otro mamífero como el Gato Montés o la Gineta.

    Al llegar al km. 3,300 avanzamos por el camino de la izquierda, que nos hace llegar al “Caserío de Mamerto” y al cruce con la carretera M-510, que deberemos cruzar y entrar de frente en un camino donde nos podremos encontrar a mano izquierda con antiguos secaderos de tabaco y más adelante y  a mano izquierda dejaremos también la antigua estación de ferrocarril, hoy en desuso, de la línea Madrid-Almorox.

    Aquí el paisaje cambia por completo para encontrarnos con flora y fauna de ribera de río, podemos observar el asombroso paraje donde podremos observar numerosas aves acuáticas como el Porrón Azul, el Pato Cuchara, el Anade Lanudo, la Cerceta Común, el Anade Real, Cormorán, el Somormujo Lavanco o los Zampullines. Estas aves conviven con distintas clases de peces como son el Pez Gato, la Perca Sol, el Barbo, la Boga o la Trucha Común. Debemos de coger otro camino hacia la izquierda en el Km. 6,900 de nuestra ruta, dejamos a un lado el antiguo camping de Aldea del Fresno y en el Km. 7,700 nos desviamos hacia un camino a la izquierda el cual nos conducirá rectos hacia la Ribera del Río Alberche.

    Desde aquí hasta llegar de nuevo a nuestro comienzo de ruta disfrutaremos de toda la flora y la fauna del Río y nos podremos refrescar por dentro, en los quioscos de la playa y por fuera en nuestra playa del Alberche. Este lugar también es un sitio excelente para pasar un día en familia en la zona de recreo.

  • Recorrido alrededor del embale de Picadas por la antigua vía del tren y caminos forestales. Recorre los términos municipales de San Martín de Valdeiglesias, Aldea del Fresno, Villa del Prado y Navas del Rey.